martes, 7 de noviembre de 2017

Sushi bowl

Para mi peque y para mí, el sushi es una de nuestras comidas favoritas, nos encanta y cualquier momento es bueno para comerlo.  Cada día está más de moda y ahora en casi todos los super ahí lo tienes, recién hecho y tan apetecible.

Alguna vez los hemos preparado en casa, es entretenido, si, pero merece la pena.  Esta idea la vi en uno de esos sitios de sushi que te lo hacen al momento y me gustó mucho, porque es menos elaborado y es igual de bueno que los rollitos.

¿A vosotros os gusta el sushi? Probarlo, de verdad, es un producto poco elaborado y sienta muy bien. El otro día lo probé a hacer en casa y nos gustó. Mirar cómo me quedo mi sushi bowl y os dejo la receta para que os animéis a probar.


INGREDIENTES:
  • 300 gr. arroz para sushi
  • 1 aguacate
  • 10 tomates cherry
  • puñado de anacardos
  • 200 gr. salmón ahumado
  • 3 CS sésamo tostado
  • 4 CS salsa de soja
  • 2 CS aceite de sésamo
  • 1 lámina de alga nori
  • 1 limón
ELABORACIÓN:
  • Cocemos el arroz siguiendo las indicaciones del paquete
  • Mezclar la salsa de soja, el aceite de sésamo, el sésamo tostado y un chorrito de zumo de limón
  • Trocear el aguacate y los tomates
  • Marinar el salmón en un poco de salsa de soja
  • Repartir el arroz en boles y poner encima el aguacate y el tomate, añadir los anacardos troceados, el salmón, la lámina de alga  nori partida en trocitos y  la salsa que hemos preparado.  
Ya está, listo para comer!! Es muy fácil así que poco cuesta probar.  ¿Me contaréis? Espero que os guste. Besicos!!

Ana

viernes, 3 de noviembre de 2017

¿Qué hago para cenar?

Ésta es una de las preguntas que más me planteo, sobre todo estos días de jaleo y trabajo, llega el final del día y una ya está cansada oye.  ¿Vosotros qué hacéis en esos momentos? ¿Cómo os organizáis para que esto no pase?

Además de esto, me he planteado hacer limpieza de nevera y congelador, así que es una dificultad añadida, hay que echar imaginación y usar lo que uno tiene.  Así hice la otra noche.  Tenía un paquete de pavo para guisar, muchas veces lo más rápido y cómodo es añadir una salsa de tomate y ya, pero esta vez no tenía.  Así que saqué las verduritas que tenía y así quedó!!


INGREDIENTES:

  • 1 kg. de pavo para guisar
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates
  • zumo de 1 naranja
  • Aceite, pimienta y sal
ELABORACIÓN:
  • Salpimentamos los trozos de pavo.
  • Doramos el pavo en una sartén con un poquito de aceite.
  • Reservamos. Ahora toca hacer la verdurita para la salsa.
  • Picamos el puerro, la zanahoria y los tomates y lo vamos pochando en la misma sartén.
  • Cuando esté casi pochadita, echamos el zumo de una naranja y cocinamos un poquito más.
  • Sacamos la verdura a una jarra para triturar, yo después lo pasé por el chino para que la salsa quedara más fina.
  • Volvemos a echar la salsa en la sartén y también los trozos de pavo.
  • Cocinamos un poquito más hasta que veamos que el pavo está hecho.
  • Servir.
Veis qué fácil!! Para hacer la salsa podemos usar la verdura que tengamos o la que más nos guste, es algo muy sencillo y rápido.  Se puede acompañar con un poquito de arroz blanco o una ensalada.

Cuando hago este tipo de guisos y me sobra salsa la suelo congelar para otro día con cualquier carne a la plancha y algo de acompañamiento... nos salva otro día.

Pues nada, aquí va una idea... muy sencilla pero bastante buena.  ¿Lo vais a probar? Ya me vais contando.

Besicos

Ana

domingo, 22 de octubre de 2017

Otoño

Buenos días, la verdad que no sé muy bien como empezar, hace casi un año que no publico nada.  Siempre que vuelvo digo que lo hago con ganas y después desaparezco. Os habrá pasado en vuestras vidas que todo se vuelve del revés y no sabes por dónde seguir... a mí si.  Creo que ya estoy volviendo a ser yo.

No he dejado de cocinar y menos de coser, dos de mis grandes aficiones. A veces no lo he hecho con la misma ilusión de siempre, sólo de forma monótona y porque me toca, nada más.  Quiero volver a tener esa ilusión por conseguir mis sueños, por hacer lo que me apetece y sobre todo por disfrutar de ello.  La cocina a veces es así, monótona, pensar qué hacer para comer o cenar y acabas siempre en las mismas, sin ganas de agradar y manchando lo justo.  Eso es el cansancio y la apatía.  Quiero quitar de mi vida estas dos palabras y s, quiero volver y no dejar de publicar cosas, hoy lo digo convencida... espero que mañana siga pensando igual.

Llevaba días deseando comerme un trocito de tarta de manzana, sí, así de simple, era lo que mi cuerpo me pedía.  Recordaba una tarta sencilla que mi madre hacía cuando todos vivíamos en casa, el alboroto de ser cinco hermanos, y a pesar de todo y del trabajo que le dábamos a nuestra madre, ahí estaba, todos los domingos con un postre diferente, sencillo pero que nos unía a todos.

A pesar de estar pachucha estos días, la gripe a caído en mí, saqué fuerza y sobre todo, ilusión y ayer la hice.  Quiero heredar esa costumbre de hacer un postre cada domingo para mi familia, no tengo cinco hijos, sólo dos, pero vamos que cunden por alguno más jiji. 

No sé si seré capaz, si la desgana volverá a caer en mí, hoy de momento no.  Mientras me tomo un café os voy a poner la receta, es muy sencilla y cualquiera la puede hacer, así que no hay excusas para no probarla.  Hacerla un domingo de otoño, de estos que ya apetece estar en casa calentito, para disfrutar en familia, con un café o un chocolate, todo va bien... anotarla y me contáis, mirar cómo me salió a mi.



INGREDIENTES:
  • 4 manzanas (2 de ellas son para decorar)
  • 180 gr. de harina
  • 1/2 sobre de levadura (Royal)
  • 2 huevos
  • 100 gr. de azúcar (yo usé moreno)
  • 170 gr. de leche
  • mermelada de melocotón
ELABORACIÓN:
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Engrasamos con mantequilla y espolvoreamos con harina el molde.
  • Ponemos en un bol o vaso de batidora las dos manzanas (peladas y cortadas en trocitos), la harina, la levadura, los huevos, el azúcar y la leche.
  • Batimos todo bien hasta que quede una crema sin ningún trocito ni grumito.
  • Echamos la mezcla en el molde.
  • Pelamos las otras dos manzanas y las cortamos en láminas (ni muy gruesas ni demasiado finas) y vamos cubriendo toda la superficie.  Aquí no os asustéis que es fácil y va a quedar bonito, os cuento un secreto, lo hizo mi marido y no tiene nada de paciencia... así que se puede hacer!!
  • Horneamos durante 45 min aproximadamente (cada horno es un mundo, así que cuando la veáis doradita seguro que ya está, si os queréis asegurar, pinchar y os aseguráis que la mezcla ha cuajado y el palito sale limpio)
  • Dejar que se temple un poquito y pintar toda la superficie con la mermelada (yo he puesto de melocotón, pero si os gusta otra... probar)
Ya está, así de sencilla.  Se hace en apenas unos minutos, casi no se mancha y sale una señora tarta.  Os va a gustar, seguro que sí. ¿Me lo contaréis? Pasar por la página de Facebook y ponerme vuestras fotos, me hará mucha ilusión. Os espero!!

Besos

Ana


sábado, 12 de noviembre de 2016

Mi casa huele a pan...

El olor del pan recién hecho es uno de mis favoritos junto con el olor a canela... se me hace la boca agua sólo de pensar en mi horno calentito con uno de estos tesoros dentro. Sí, es cierto, hace meses que no paso por aquí.  La vida a veces no nos deja hacer todo lo que queremos y esto es lo que me ha pasado, ha tocado dedicarse a otra cosa y dejar un poquito de lado la cocina por afición.  No puedo prometer nada, pero me apetece volver y quedarme... espero que sigáis por ahí!!

Tengo muuuuchas recetas guardadas pendientes de probar y degustar, poco a poco espero poder hacerlo y enseñaros  mis avances... y espero que os vayáis animando a probar y perder el miedo en la cocina, hay veces que saldrán las cosas bien y otras mal, esto es normal!!! Pero si no pruebas, no lo sabrás  nunca!!!

Ayer hice mis primeros Molletes de Antequera caseros.  Últimamente los hemos comprado para hamburguesas o cuando nos apetecía un bocata y no queríamos manchar la cocina, reconozco que a veces da mucha pereza cocinar, bueno, más que cocinar lo que da pereza es limpiar.  Es un panecillo suave y esponjoso, una delicia os lo aseguro, y hacerlos en casa es muy sencillo, merece la pena perder un poquito de tiempo.  Además puedes hacer un montón y congelarlos, así siempre tendremos pan casero.



Yo utilicé la thermomix, la verdad que ayuda un montón, pero también se pueden hacer sin ella, no tienes excusa!!! Sólo te va a tocar amasar un poquito más hasta mezclar bien los ingredientes, pero no te asustes, es muy sencillo. Os paso la receta!!!

MASA DE ARRANQUE
  • 50g de leche
  • 10g de levadura fresca de panadero
  • 85g de harina de fuerza
MASA DE MOLLETES
  • Masa de arranque que hemos preparado
  • 600g de harina de fuerza
  • 50g de aceite de oliva
  • 350g de agua
  • 1 cucharadita de café colmada de sal
  • 1 cucharada rasa de azúcar
ELABORACIÓN MASA DE ARRANQUE (Thermomix)
  • Echar en el vaso la leche y calentar 1 minuto, temperatura 37º, velocidad cuchara.
  • Añadir la levadura en trocitos y programar 30 segundos, temperatura 37º, velocidad 2.
  • A continuación echar la harina y programar 2 minutos, velocidad espiga.
  • Retirar la masa con las manos y formamos una bolita.  La ponemos en un bol y la cubrimos con agua. Dejamos unos minutos hasta que la bola flote, en ese momento ya estará preparada para ser usada.
Sin thermomix:
  • Poner la leche en un bol y templar un poquito en el microondas.
  • Añadir la levadura desmenuzada y la harina.
  • Mezclar los ingredientes hasta formar una bola.
  • Cubrir con agua la bola y dejar unos minutos hasta que ésta flote.
ELABORACIÓN MASA DE MOLLETES (Thermomix)
  • Sin lavar el vaso echar el agua y el aceite y programar 3 minutos, velocidad 37º, velocidad cuchara.
  • Añadir el resto de ingredientes incluida la masa de arranque que hemos preparado y programar 3 minutos, velocidad espiga.
  • Podemos dejar reposar la masa dentro del vaso con su tapa y su cubilete en una zona calurosa hasta que haya doblado su volumen o pasarla a un bol. Dependiendo de la temperatura exterior esto podrá ser entre 30 minutos y 2 horas. Cuando haya doblado su volumen ya estará lista.
Sin thermomix:
  • Tirar el agua con la que hemos cubierto la masa de arranque.
  • Añadir el resto de ingredientes y con la mano y mucha paciencia mezclar bien.
  • Cuando esté bien mezclado todo, pasar a la mesa de trabajo enharinada para formar una bola.
  • Ponemos en un bol tapada con un trapo y dejamos reposar, alrededor de 1 hora.  El tiempo es aproximado, dependiendo de la temperatura exterior.  La masa tiene que doblar su volumen.
FORMADO DE MOLLETES:
  • Poner harina en la mesa de trabajo y volcamos la masa. Amasamos poco a poco sin añadir más harina, hasta poder formar un rulito.
  • Ahora toca cortar la masa en porciones aproximadas de 90 gr.  Formar bolitas y colocarlas en las bandejas de horno, conviene poner papel de hornear en ellas. Con la mano aplanamos cada bolita, tener la precaución de dejar una separación adecuada, ya que la masa volverá a crecer.
  • Esto es opcional, pero a mí me gusta, espolvorear harina sobre cada mollete antes de tapar con un trapo y dejar reposar alrededor de 1 hora.
  • Precalentar el horno a 180º y hornear unos 15-18 minutos. Se deben dorar ligeramente, pero tampoco mucho, porque este pan es muy blanquito. Aunque como todo, va en gustos.
  • Sacar y  dejar enfriar sobre una rejilla.

Ya está, ahora nuestra casa huele genial y tenemos unos panecillos caseros buenísimos.  ¿Qué hacemos con ellos? Yo te aconsejo que los que no vayas a gastar en el día, los congeles tal cual o ya preparados, con jamon york, queso, jamón serrano... lo que te guste.  Simplemente el día que los vayas a consumir sacar con algo de tiempo para que se vayan descongelando a temperatura ambiente y disfrutar!!!

¿Qué te han parecido? ¿Los vas a probar? Espero que sí y que me cuentes cómo te han salido. Te espero en la próxima receta!!! Besicos!!

Ana

viernes, 15 de enero de 2016

Pasta fresca casera con trufa!!! #concursorecetasforesta2016

Primero de todo y a estas alturas... FELIZ AÑO!!! Espero que este año pueda compartir mucho más por aquí con vosotros, tengo mil fotos guardadas de cositas que he hecho en la cocina... pero ni tiempo para publicar... mil disculpas!!

Este año me han traído los Reyes Magos algo muy chuuuuli que deseaba ji ji unos accesorios para hacer pasta fresca para mi querida kitchenaid (mi querida amasadora).  Y me faltó tiempo para probar y hacer mi  propia pasta casera.  Es muy fácil y no es imprescindible tener aparatitos, con paciencia y ganas se puede hacer de forma manual... así que no tenéis excusa ninguna.

Sólo necesitáis harina y huevos... 100 gr. de harina por cada huevo... yo añadí trufa negra fresca rallada para darle un sabor especial, pero esto es ya opcional eh? Mi amiga Trinidad nos las proporciona y aprovechando que ha preparado un concurso #concursorecetasforesta2016 pues voy a ver si tengo suerte...

NECESITO VUESTRO VOTO!!!! Entrar en el evento de Foresta Algairén en Facebook y buscar mi publicación, le dais a Me gusta y ya tengo vuestro voto... participar o encargarle trufa que es exquisita!!! También tiene un blog donde conocer más este producto y alguno de sus usos.

Ahora toca amasar y amasar hasta hacer una bonita bola y dejamos reposar al menos media hora. Después  toca estirar la masa, bien estiradita (de forma manual con un rodillo lo harás genial) y cortar a tu gusto.



¿Qué os parece? Así ya tiene buena pinta... pues vamos a seguir con la receta para "apañarlos" un poco.

INGREDIENTES: 
  • 300 gr. de pasta fresca trufada
  • 300 gr. de gambas
  • 100 gr. de salmón ahumado
  • 1 puerro
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • tomatitos cherrys
  • chorrito de vino blanco
  • aceite de oliva, sal y pimienta
  • trufa fresca
ELABORACIÓN:
  •  Ponemos a calentar un poquito de aceite para pasar las gambas. Yo como tenía langostinos pues los partí en trocitos. Reservamos.
 
  • Hacemos lo mismo con el salmón ahumado, lo pasamos un poquito y reservamos.
  • Echamos un poquito de aceite y pochamos el puerro junto con los trigueros. 
  • Añadimos los tomatitos cherry y el vino blanco y vamos pochando bien toda la verdura.





  • Cuando ya lo tengamos, añadimos las gambas y el salmón.
  • Sólo nos queda añadir la pasta cocida, darle unas vueltecitas y servir con un poquito de trufa rallada.



¿Os vais a animar? Yo creo que sí merece la pena... además se puede hacer más cantidad y congelar... así nunca nos faltará...

Besicos!!! Y no os olvideis de votarme!!! 

lunes, 30 de noviembre de 2015

Ensalada de otoño

Mi pasión es la cocina y la costura y a ello me dedico aunque a veces no me de el tiempo para nada más. Inicié este blog para compartir con amigos y familia las recetas que iba probando y poco a poco se va convirtiendo en una gran ayuda para mucha gente, esto es algo que me anima a seguir y hoy a pedir disculpas por tenerlo un poquito abandonado.

En mi cocina tengo una tele, una tele estropeada según dícen aquí en casa, sólo se ve Canal Cocina ja ja me encanta y no me canso de ver recetas y más recetas.  Tengo unos cuantos programas favoritos, pero al final, me veo todos.  Parece que no, pero se aprende  mucho mirando... y de vez en cuando probando las recetas que se ven.

Hoy os traigo una receta muy sencilla, es una ensalada.  En casa se toman cada noche y nos gusta variar, por eso cuando vi a Lorraine Pascale hacer esta receta... me encantó y manos a la obra me puse. Mirad que pinta, a ver si pensáis lo mismo...


Aquí os paso la receta con las modificaciones, tal cual la he hecho yo y quiero que probéis y me mandéis foticos para ver el resultado... o si la mejoráis o cambiáis algo... contarme todo, vale? La receta original podéis verla aquí.

INGREDIENTES:
  • 100 gr. bacon en tacos
  • 2 peras
  • un puñado de nueces
  • 100 gr. queso de cabra
  • 3 CS miel
  • vinagre balsámico de módena
  •  
 ELABORACIÓN:
  • Ponemos en una sartén sin aceite el bacon y lo doramos hasta que esté crujiente. Reservamos.
  •  Quitamos la grasa de la sartén y ponemos un 2CS de miel y un chorrito de vinagre, calentamos a fuego medio hasta que comience a espumar.
  •  Añadimos la pera cortada a cuadraditos y dejamos que caramelice. Reservamos.
  •  En la misma sartén añadimos un poco más de miel, algo más de balsámico y las nueces para hacer la salsa.
  •  Por último, montamos la ensalada.  Ponemos lechugas variadas, la pera caramelizada, los trocitos de bacon, el queso de cabra (yo lo he roto con la mano) y por último la salsita de nueces.
Ya está!!! Ensalada lista para tomar.  Tener en cuenta que es algo dulce, podéis controlar el grado de dulzor con más o menos miel y más o menos balsámico, esto ya es a gustos, vais probando hasta conseguir el toque deseado. 

Si os gusta y la probáis... quiero fotos!!! 

Besicos!!!

lunes, 6 de abril de 2015

Arrroz con pollo... y poco más!!

Qué raro que diga yo que era uno de esos días en los que iba... con algo de prisa y mil cosas en la cabeza je je... así fue como me presenté a comprar unas alitas adobadas para comer y a lo que me doy cuenta llevaba en mi mano un paquete con 5 trocitos de pollo... para cinco que estábamos para comer algo escaso era y como me dio corte volver a pedir mas... pues tocó improvisar...

Esta es uno de esos platos sencillos que salen por casualidad y que resultan un manjar... preguntar a mis hijos que se lo comen como si fuera lo mejor del mundo!! Además que es muy fácil y barato... os lo cuento y opináis... me daréis la razón!

INGREDIENTES:
  • 1/2 kilo alitas de pollo adobadas
  • 1 puerro grande
  • 1 litro de caldo de pollo (yo uso de brick)
  • 300 gr. arroz
  • aceite de oliva
  • sal
ELABORACIÓN:
  • Doramos las alitas (yo no suelo echar aceite ya que el adobo y el propio pollo ya suelta grasilla)
  • Una vez dorado el pollo reservamos.  No os preocupéis si queda "pegado" en la sartén, ya veréis como irá despegando y aportará al guiso mucho sabor.
  • Echamos un poco de aceite de oliva y pochamos el puerro.  Aquí podéis usar la cantidad y tipo de verduras que más os gusten.
  • ¿Véis como ya sale el "pegado"? Con el agua que suelta el puerro se va soltando de la base de la sartén, en este momento podemos añadir un chorrito de vino blanco que ayudará a desglasar (así se llama este proceso a través del cual con la ayuda de un líquido soltamos los jugos concentrados en la base del recipiente en el que estamos cocinando).
  • Añadimos el arroz y removemos para que coja bien los sabores.
  • Incorporamos el pollo que teníamos reservado y removemos bien.

  • Añadimos el caldo.  Para esta cantidad de arroz yo suelo usarlo casi todo, yo uso arroz bomba y queda bastante jugoso sin llegar a quedar caldoso.
  • Cuando el caldo empiece a hervir bajamos el fuego y que vaya haciéndose poco a poco.

Ya está!!! No me digáis que no es fácil... yo lo dejo reposar un poquito antes de servir.  Si nos quedamos justillos de caldo podéis poner papel de aluminio tapando la sartén y que repose.

Aquí lo tenemos... listo para comer!!!


Espero que lo hagáis y me contéis si os gusta o no... o los cambios que le habéis hecho para que quede mejor... os espero!!

Besicos!!